"Si pudiera contarlo con palabras, no me sería necesario cargar con una cámara" LEWIS HINE

¿NOS VAMOS DE BODA?

Nos gustan las personas y nos gusta contar historias, no hay dos parejas iguales y no hay dos bodas iguales, cada boda es diferente y única, una vez pasada la ceremonia, nos atrevemos a decir que tiene vida propia ya que todos sabemos como empieza, pero nunca se sabe como va a acabar... a toda esta ecuación, le sumamos el amor, mucho amor del bueno, el resultado es un cóctail explosivo, que saboreamos cada fin de semana y que nos apasiona, por ello nos dedicamos a la fotografía social.

No, no importa dónde estéis, ¡rápidamente cogemos nuestras maletas! Siempre que es posible, nos gusta conoceros antes de la boda, para poder asesoraros y haceros más fácil lo que estáis buscando. Todo ese trabajo y cariño que pondréis en los preparativos de vuestra boda formarán parte de la historia, vuestra historia, que recordaréis a través de nuestra forma de contarla

Lo que caracteriza nuestra forma de trabajar es que no hacemos fotografía tradicional, es decir, que evitamos las situaciones de posado lo máximo posible (simplemente os daremos unas pequeñas indicaciones posturales, para así tener una mejor expresión corporal pero nada más). Buscamos la naturalidad y la espontaneidad, pero también esa parte romántica y, a la vez, alocada que tienen las bodas. Entorpecemos lo mínimo posible en todos esos momentos y situaciones que van pasando a lo largo del día (digamos que vamos a lo paparazzi), desde vuestros preparativos hasta la fiesta, contando una historia de principio a fin, con lo que intentaremos pasar lo más desapercibidos posible. "Queremos ser ese par de ojos que todo lo ve y lo guarda en su memoria, todo aquello a lo que le pusisteis un poco de esfuerzo lo capturaremos, y todos aquellos que van a disfrutar de vuestro día quedarán retratados".